Dos poemas

I
Nazco
en cenizas
de sueños masacrados
En hoguera fría
templan mis huesos
Soy 
la vida
vuelta del dolor
conocimiento 
regateado 
a la rutina
Venganza 
del desamor




II
Flor que desangras
mis ojos
clavas
tu raíz
en mi corazón
Tus frutos
se sonrojan
en mis manos
te alimentas
en mi mente
Flor ideal
usas mi cuerpo
y das de comer
a esos pobres
que solo ven
a una mujer
en mí

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ellas son tus hermanas

EL JOYERO DE BANANOS

Querido hijo