Ellas son tus hermanas

Veo a tantas mujeres enfrentarse por el tema del aborto y me pregunto: ¿Cuántos hombres, cuántos diputados, estarían tan airados e indignados para pedir que les corten las bolas a esos abuelos, padres, tíos, primos que han violado y abusado de niñas entre los 5 y 14 años de edad y que ahora están embarazadas? ¿Cuántos hombres irían en contra de esos hombres? 

La respuesta es fácil: NINGUNO. 

¿Eres mujer?
Antes de sentirte indignada por la decisión de tu hermana: ¿Has estado embarazada?; ¿has parido con dolor? (sin la epidural); ¿has criado y sacado adelante niños por ti sola?; ¿has luchado por sobrevivir siendo la jefe de familia?; ¿has tenido que tomar una decisión en la cual te va la vida? Y finalmente: ¿Has pedido que le corten las bolas a esos hombres que embarazan niñas con tanto afecto y decisión como gritas y te indignas ahora por el aborto?

Niñas que paren niños sin quererlo, sin entenderlo y sin pedirlo. Si Dios disfrutara que esos pequeños úteros se rompieran en el parto, ¿sería tu Dios?

Ellas son tus hermanas, ten un poco de misericordia.

No son decisiones que se toman por diversión, por relajación moral, son decisiones en las que te va la vida entera. 

Por los menos, disiente, cállate y respeta. Ellas son tus hermanas. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL JOYERO DE BANANOS

GUATEMALA VIVE EL ARTE