EL ÁNGEL DURMIENTE

Les comparto el poema que debió haber sido el epitafio de mi padre. 


El ángel durmiente


Como si no fuera suficiente
solo vivir
como si todo
por un momento
temiera y callara
para atrapar
la última esperanza
ascendente


Y ese rostro de dolor
en el ángel durmiente


Así se construye la vida:
desatar tempestades
para que las almas despierten


La luz


La luz
sonroja el papel
se estrella
en los chillidos del gato
y pringa el amanecer
repleto de humores


Salta en las rendijas
y anuncia
las probables inundaciones
de invierno


Se desmorona
en el pasillo
y revuelve la pelambre
de un conejo aburrido
en su propia calentura

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ellas son tus hermanas

Querido hijo

EL JOYERO DE BANANOS